EXTIRPACIÓN DE FIBROPAPILOMA EN PERRO

Se trata de un mastín español de 8 años de edad al que los propietarios le observaron una lesión verrugosa a nivel dorsal del cuello desde hacía unos meses.

 Image

En primer lugar, hay que dejar claro que el término tumor cutáneo incluye cualquier crecimiento anómalo de carácter neoplásico o no, que afecta a poblaciones celulares de la epidermis, dermis y anejos cutáneos. Según diferentes autores y estudios realizados, los tumores cutáneos y subcutáneos son los más frecuentes en la especie canina, cuya incidencia se sitúa alrededor del 40-45 % del total de neoplasias en ésta especie y en el gato el 25% del total de neoplasias diagnosticadas. El porcentaje de malignidad de los tumores cutáneos oscila entre el 30-40% en el perro y el 60-70 % en el gato, variaciones que dependen de la muestra referenciada por los distintos autores.

Hoy en día, actuar lo más rápidamente posible nos va a dar el resultado terapéutico más eficaz. Esto implica la educación del propietario en el sentido de vigilar cualquier crecimiento anormal en la piel del animal y comunicarlo a su veterinario si es detectado, y por parte del veterinario, nunca aconsejar al dueño cuando nos comenta la existencia de un pequeño nódulo, que “vigile su crecimiento”. Por el contrario lo adecuado es sugerir la extirpación inmediata del mismo y su posterior análisis histopatológico, con lo que se minimizan las posibilidades de recidiva o metástasis en los casos de neoplasias malignas.

Aquí se adjuntan dos tablas que resumen el comportamiento biológico de los tumores cutáneos más frecuentes tanto en la especie canina como felina, respectivamente.

Image

Image

En nuestro caso, tras valorar el tumor, se decide intervenir quirúrgicamente para extirpar dicha lesión junto con márgenes de seguridad.

ImageSe deben seguir las bandas de tensión de la zona para realizar la incisión y además se dejan  márgenes alrededor de toda la lesión. Se trataba de un tumor localizado, no doloroso, móvil y no pedunculado. Se procede a cerrar la herida quirúrgica con una sutura intradérmica e hilo absorbible, para más tarde colocar grapas.

Una vez retirado el tumor, se manda a diagnóstico histopatológico quienes nos informan que la muestra contiene un crecimiento polipoide, exofítico, tapizado externamente por una epidermis acantótica, con hiperpigmentación melánica basal e hiperqueratosis ortoqueratótica. El crecimiento se compone de tejido fibrocolagenoso denso, con algunos infiltrados inflamatorios en áreas superficiales o alrededor de algunos pequeños vasos sanguíneos compuestos por melanomacrófagos, linfocitos, células plasmáticas y algún mastocito ocasional. También se observan algunas glándulas sebáceas hiperplásicas. Por otro lado, hay presencia de un moderado edema perivasculary tumefacción endotelial.  

Por tanto, obtenemos como diagnóstico un “Fibropapiloma inflamatorio” junto a una dermatitis perivascular a difusa crónica hiperplásica y furunculosis. Si bien, añadir que las secciones realizadas al tejido muestran cambios inflamatorios intensos que se desarrollan en el tejido cutáneo, cambios que deben estar relacionados con alguna situación de irritación externa crónica como podrían ser distintos traumatismos repetitivos o automutilación (rascado) aunque no se observan la presencia de formas infecciosas. Todos los cambios que se observan en el estudio microscópico son de carácter benigno y el pronóstico debe ser favorable.

Image

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s