TUMOR MAMARIO EN PERRA Y GATA. METÁSTASIS PULMONAR SECUNDARIO.

Los tumores mamarios son los más comunes en perras, representando el 42% de todos los tumores. Es común la presentación en la clínica de animales con más de un tumor. Podemos encontrarnos con tumores benignos (adenomas, fibroadenomas o papilomas) o por el contrario con malignos (epiteliales: carcinomas; mesenquimales: fibrosarcomas). El porcentaje de los tumores malignos ronda entorno al 41-53% en el caso de las hembras caninas, frente a los machos que suelen ser siempre malignos. En las gatas, son menos frecuentes pero el 90% suelen ser malignos, siendo el más común el adenocarcinoma.

Como diagnóstico diferencial del engrosamiento de una o varias glándulas mamarias puede ser:

  • Mastitis
  • Hiperplasia mamaria: Común tras unas semanas después del celo.
  • Tumores de piel o subcutáneo
  • Reacción a cuerpo extraño o granuloma

Se tratan de tumores bajo influencia hormonal, existiendo diferencias entre perras y gatas. En el primer caso, presentan receptores de estrógenos y progesterona (> 50% en el caso de los carcinomas frente al 70% en el de los benignos). Sin embargo, las gatas sólo tienen receptores de progesterona. Es debido a esto dónde deriva la importancia de realizar la esterilización a las hembras a tiempo, es decir antes de los 2,5 años. El riesgo de aparición de tumor de mama es de un 0,05% si se esteriliza antes del primer celo, de 8% después del primer celo, 26% después del segundo. El riesgo pasará a ser el mismo después de 3 o 4 celos o 2,5 años. Comparando a las perras sin castrar frente a las esterilizadas, las primeras tienen entre 3 y 7 veces más riesgo de padecer tumores mamariosque las segundas. En el caso de las gatas, si se esteriliza a las hembras menores de un año el riesgo será de 0,6%.

Por otro lado, se pueden destacar varios factores de riesgo como son:

-Edad: El riesgo de una hembra aumenta progresivamente con la edad, especialmente si no está esterilizada.

-Tratamiento a base de progestágenos, como podrían ser los tratamiento anticonceptivos o abortivos.

-Previos tumores benignos: Puede llegar a aumentar 3 veces más el riesgo de aparición de un tumor maligno.

Los tumores malignos pueden metastatizar por vía linfática o sanguínea , destacando como órganos más frecuentes los ganglios linfáticos regionales, pulmón, glándula adrenal, riñón, corazón, hígado, cerebro y piel.

CASO CLÍNICO

En este caso en concreto, se trata de una gata de 7 años, no castrada, que acudió a consulta por presencia de dificultad respiratoria y unos abultamientos a nivel ventral del abdomen. Uno de estos bultos, situado en la parte más craneal, presentaba fistulización con el exterior secretando material purulento. Como primer diagnóstico se encontraba “tumor mamario”.

En muchas ocasiones, los tumores mamarios en gatas pueden no ser detectados por un propietario hasta que se vuelven bastante grandes. Por lo tanto, la enfermedad se encuentra avanzada en el momento del diagnóstico.

Tras realizar la palpación de todos los bultos, se procedió a hacer un estudio radiográfico del tórax del animal, obteniendo estas imágenes:

Image

Teóricamente, se pueden describir tres patrones radiográficos para las metástasis pulmonares:

1. Masas o nódulos bien definidos múltiples: Se observan varias masas grandes y nódulos de diferente tamaño más pequeños.

2. Neoplasia miliar: Aparecen múltiples nódulos de pequeño tamaño. Suele ser el patrón característico de tumores epiteliales que se diseminan por vía linfática.

3. Patrón instersticial difuso: Más frecuente en linfosarcomas multicéntricos con afectación pulmonar y en adenocarcinomas anaplásicos mamarios.

Un estudio demuestra que el 27% de los gatos tienen evidencia histológica de metástasis en el momento del diagnóstico. Si bien, las metástasis pulmonares son más frecuentes que las metástasis de ganglios linfáticos regionales.

Uno de los factores pronósticos que ha sido validado de forma independiente es el tamaño del tumor. Aunque hay discrepancias en algunos artículos, parece claro que tumores que pasan de los 3 cm tienen un pronóstico mucho peor (menos de 6 meses de supervivencia) que aquellos que son más pequeños.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s